INECIP Y FNC ACUERDAN SISTEMA DE TRABAJO PARA DESCRIMINALIZAR A CAMPESINOS Y CAMPESINAS.

0
93

Asunción, noviembre de 2016. Según estimaciones del INECIP-Paraguay unos quinientos campesinos y campesinas cuentan actualmente con restricciones a la libertad impuestas por el Ministerio Público y el Poder Judicial o están ligados a procesos penales abiertos, como consecuencia de su participación en actos de protesta o de reivindicación de mejores condiciones de vida. Muchos desconocen su situación procesal e incluso cuenta órdenes de captura y están en rebeldía. INECIP-Paraguay contribuirá para desligarlos definitivamente de estas causas.

Para abordar esta situación, que afecta a miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC), mantuvieron esta mañana una reunión de trabajo el director ejecutivo del INECIP, Juan A. Martens y los miembros de la nucleación campesina Marcial Gómez y Carlos Aguilar, en la cual acordaron un sistema de trabajo para desligar definitivamente a sus miembros de los procesos penales que vienen soportando.

Los miembros de la FNC están perseguidos judicialmente con mayor intensidad en los departamentos de San Pedro, Canindeju, Itapúa y Caaguazú. Algunos de estos procesos datan del año 2009 y los más recientes son de este año. Los delitos por los cuales el Ministerio Público acusa a miembros de esta agremiación rural son: asociación criminal, coacción, coacción grave, invasión de inmueble ajeno, e incluso, tentativa de homicidio doloso.

A consecuencia de estos procesos, varios dirigentes y militantes de la asociación cuentan con restricciones a la libertad como la prohibición de participar de movilizaciones o la obligación de firmar un libro de comparecencia por hasta dos años de manera mensual, impidiéndoles que participen de actos de protesta ya que estas medidas podrían revocarse y ordenarse de nuevo la detención de los mismos.

Uso desproporcionado del poder penal
Tanto el Ministerio Público como el Poder Judicial criminalizan los medios de protesta del movimiento campesino ya que legítimos reclamos del sector son convertidos por esas instancias en delitos o crímenes persiguiendo penalmente a sus autores, incluso en contravención de los principios que rigen el sistema penal en Paraguay. Una investigación del INECIP del 2015 documentó que tanto fiscales como jueces utilizan la ley penal para desmovilizar al movimiento campesinos.

Libro Disciplinamiento Social y Protección al Agronegocio.

 Clip, aquí.    http://inecip.org.py/2016/09/20/disciplinamiento-social-y-proteccion-del-agronegocio/
l

foto3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here