Menu

INECIP / Artículo

20

Septiembre

Remoción del fiscal Arregui, otro signo de vulnerabilidad del sistema de justicia

El Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales del Paraguay (INECIP-Paraguay), manifiesta su profunda preocupación por la forma en que ha sido cesado en sus funciones de fiscal adjunto de Delitos Económicos y Anticorrupción, el doctor Carlos Arregui y alienta a la clase política a reconocer la independencia judicial como el necesario camino para el fortalecimiento del estado de derecho en Paraguay.

Al mismo tiempo, expresamos nuestra solidaridad con el doctor Arregui y le animamos a no decaer en su compromiso con la República desde el espacio que le toque actuar desde este momento.

Esta remoción es otra muestra de que las garantías del debido proceso vienen cediendo ante la presión de grupos de poder, como habíamos denunciado en el Informe de Derechos Humanos 2013, publicado por la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY); y, que el proceso de criminalización secundaria del sistema penal paraguayo es altamente selectivo, discriminatorio, prejuicioso y que protege intereses de grupos de poder.

Lo más peligroso de esta remoción es que se envía un claro mensaje a los y las fiscales de la República de que existen personas intocables en Paraguay, cuyas acciones no deben ser siquiera investigados por la justicia. El efecto Arregui podría profundizar la desigualdad ante la ley y el temor fiscal de inmiscuirse en la investigación de hechos de corrupción de gran impacto social, que afectan a miles de paraguayos y paraguayas por temor de perder sus cargos.

La remoción de Arregui y la destitución del Juez Bonzi 1, en diciembre de 2011, dejan al descubierto la fragilidad de nuestro sistema de justicia, donde no priman los valores constitucionales, ni legales al tiempo de las decisiones, sino de intereses sectarios y corporativos, que no benefician a la Nación.

Instamos a quienes ejercen el gobierno de la República a respetar la independencia de los poderes como instrumento de fortalecimiento institucional del país y el camino para la concreción de los postulados constitucionales.

Juan A. Martens, 
Director Ejecutivo

  1. Gustavo Bonzi, juez penal de garantías de Yby Ya’u, departamento de Concepción fue destituido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados el 20 de diciembre de 2011. Bonzi había liberado a 14 personas acusadas de secuestro, entre otros delitos cometidos contra el ganadero Linstron a quienes el Ministerio Público no les había dicho con precisión los hechos cometidos para se enjuiciados y privados preventivamente de libertad. De oficio, antes que la Cámara de Apelación resuelva el pedido de nulidad de la liberación, el Jurado ya había destituido al juez de primera instancia.

- Inecip Paraguay, ,

0 Comentarios

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *